martes, 13 de enero de 2009

METODOLOGIA DEL GENOCIDIO

En 1910 se realiza en Salónica un congreso secreto de los Jóvenes Turcos donde Talaat define la estrategia: exterminio de los disidentes. En 1911 se reafirma en otro congreso el racismo y la alineación con Alemania y Austria- Hungría – a las cuales les comunico el plan y se les solicito apoyo y colaboración-. En 1913 se da un golpe de estado y el poder queda concentrado en el triunvirato. La prensa internacional advierte la intención del partido de exterminar a todos los elementos no turcos del Imperio. En 1914 se realiza una reunión para coordinar la implementación del plan: Behaeddin Shakir, Nazim y el Ministro de instrucción Pública conformaron el Cuerpo Ejecutivo Tripartito – luego Formación Especial- que reclutó de las cárceles sanguinarios homicidas para crear los Chetteh, encargados de la aniquilación en las marchas.
La idea era eliminar a todo armenio para evitar una segura represalia de estos. “Que la denominación armenia sea borrada”. Dado que les era imposible identificar en los 2.000.000 de armenios que poblaban el Imperio a los culpables de traición y a los inocentes, lo mas seguro era exterminarlos a todos para no cometer errores.

El plan ideado y premeditado se desarrollo en varias etapas:

DESARME: Confiscación de armas de la población. Ningún armenio podía tener en su propiedad armas. Caso contrario, se considerarían traidores y colaboradores con el enemigo.

DECAPITACION INTELECTUAL: Del 23 al 24 de abril de 1915 fueron detenidos, deportados a Anatolia y asesinados toda la casta intelectual armenia con el fin de eliminar toda posibilidad de revuelta y el influyo de ideas liberadoras. Las detenciones se producen a lo largo de todo el mes.196 escritores / 168 pintores/ 575 músicos, compositores, interpretes y bailarines/ 336 médicos, farmacéuticos y odontólogos/ 176 docentes y profesores/ 160 abogados / 62 arquitectos/ 64 actores, además de lideres políticos influyentes.

DESMASCULINIZACION: con la excusa de la Primera Guerra Mundial, se enroló a todos los hombres de entre 15 y 45 años. Se los uso exclusivamente como peones de trabajo. Muchos morían por la complejidad de las tareas, otros porque eran utilizados como escudos del fuego enemigo mientras cavaban trincheras.
En las aldeas solo quedaban enfermos, ancianos, niños y mujeres. Con ellos se implemento:
DEPORTACION: Eterna caravana hacia los desiertos de Siria y Mesopotamia. En las plazas del pueblo se colocaba un cartel avisando que la población seria reubicada en otros lugares para protegerlos de la guerra. Todas las rutas estaban planificadas. Dado que no podían malgastar municiones porque estaban destinadas para la guerra, los del Norte se ahogarían en el Mar Negro; Los del Centro de Anatolia serian llevados sin víveres hasta el desierto de Der Zor para arrojarlos a los pozos y luego quemarlos( muertos o aun vivos).
Muchos no llegaban a los lugares de destino puesto que eran masacrados en el camino. Otros eran torturados, mutilados, violados y humillados. Los chetteh tenían la prerrogativa de apropiarse los bienes de los asesinados. Las propiedades de los armenios fueron rápidamente saqueadas.
A algunos se los degollaba, otros eran decapitados para jugar con sus cabezas. Muchos eran amarrados con cadenas y luego se los prendía fuego para observar como divertimento las violentas contracciones producidas por la desesperación de morir calcinado. O eran atados y arrojados juntos al mar.
A las mujeres se las humillaba obligándolas a bailar desnudas para los soldados, violándolas hasta el hartazgo para luego arrastrarlas por la arena a 40° hasta quemarles la piel.
Era habitual ver en los campos a chiquitos con las manos amputadas y éstas diseminadas por el camino. Otros eran mutilados con ganchos en las piernas, en una clara muestra que la crueldad no tenia límites en razón del sexo y la edad.
Muchas mujeres eran vendidas por los soldados para trabajar en los harenes donde continuaban con la misma política de abuso y humillación. Los desesperados que, para salvar su vida, aceptaban la conversión al Islam, solo la obtenían si cumplían con la condición de llegar con vida al desierto.
Las ordenes de Talaat eran claras: “no debía quedar un solo armenio ni en el vientre de su madre”. No son pocos los ejemplos de bebes arrancados del seno materno y arrojados contra el piso, en un intento de aniquilar toda proyección de vida armenia. También debían ser identificados los niños adoptados por familias turcas y asesinados.


De 2.100.000 armenios solo lograron sobrevivir 600.000 aproximadamente entre los que lograron escapar a otro país o fueron confundidos con cadáveres.

Los deportados no tenían muchas opciones de vida: o morían en el mismo lugar de origen o eran masacrados camino al desierto, o caían victimas de tifus, o simplemente morían de cansancio e inanición. El ejército se regocijaba en su desesperación. El único alimento eran migas de pan. Al llegar a la orilla de algún rió se les prohibía beber el agua, caso contrario eran fusilados.
Las agotadoras caravanas recorrían un trayecto de tantos kilómetros que, en condiciones normales, demandaría varios meses transitar. Este método genocida fue recomendado por oficiales alemanes que ya lo habían utilizado en 1904, cuando deportaron al desierto 120.000 personas en el Sudeste de África.
Otro mecanismo habitual de exterminio fueron las horcas en la plaza pública. Se los dejaba en el lugar por semanas y los familiares eran obligados a bajar los cuerpos luego de la exhibición. Tanto en este caso como en descripto ut- supra, se impedía a los armenios celebrar los oficios religiosos para despedir a sus muertos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada