martes, 13 de enero de 2009

JOVENES TURCOS

Partido nacional y reformista. Es llamado CUP (comité de Unión y Progreso – ITTIHAD VE TERAKKI CEMIYETTI-.
Se gestó en asociaciones secretas de estudiantes. Su objetivo era deponer al Sultán y construir un estado laico con igualdad de derechos y garantías, incluso para las minorías étnicas. Liderado por Ismael Enver, Mehmet Talaat y Ahmed Djemal.
El 24 de abril de 1908 los jóvenes turcos llegaron a la sublime puerta y derrocaron al Sultán. Redactan la nueva Carta Magna, establecen monarquía constitucional ubicando al Murat V como sultán – hermano de Hamid y encarcelado 33 años por orden de éste-. La plataforma de los Jóvenes Turcos promete igualdad para los súbditos, libertad de conciencia, de palabra, de prensa, representación parlamentaria de las minorías, etc.
El 13 de abril de 1909 estalla una contrarrevolución de las fuerzas cercanas al sultán. Los jóvenes Turcos reciben el apoyo de los armenios y retornan al poder , curiosamente, el 24 de abril de ese año. Paralelamente se organizan las masacres de Adaná, Cilicia que acaban con 30.000 armenios. Aunque se atribuyó el hecho a grupos retrógrados se sabe que hubo participación del CUP.
Las ideas liberales encubrían el verdadero móvil de la organización: Turquificación total de todos los factores sociales del Imperio. Turquificación es sinónimo de Panturquismo (Anhelo Imperial de unión con razas mongoloides del Asia central), solo existían dos obstáculos: Armenia y Rusia.
En 1911 Italia invade la ciudad de Trípoli, hoy Libia. Los enfrentamientos continúan hasta 1912 fecha en que, por medio del tratado de Lausana, se reconoce la soberanía de Italia sobre Trípoli. Concluida esa guerra y durante el mismo año, Grecia, Serbia y Bulgaria se unen. Bulgaria reclama al Sultán la autonomía de Macedonia. Montenegro declara la guerra al Imperio Otomano con apoyo de los aliados balcánicos. Durante esas luchas Turquía pierde muchos territorios, al tiempo que se desmoronaba el imperio. Se firma el Armisticio en 1913. El Tratado firmado en Londres significaba para los turcos la cesión de la Isla de Creta a los griegos y la perdida de los territorios europeos. El descontento producto del Tratado trajo aparejado fricciones entre los mismos aliados balcánicos dando paso a la Segunda Guerra Balcánica entre Serbia, Grecia y Rumania contra Bulgaria. El resultado: Bulgaria perdió territorios y Serbia emergió como estado sólido y fuerte.
Al inicio de la primera Guerra Mundial, los turcos intentaron mantenerse neutrales pero los sedujo la posibilidad de recuperar todas las provincias perdidas en la guerra balcánica y se sumergieron de lleno en le conflicto bélico.
El territorio histórico de Armenia fue el campo de batalla de turcos y rusos, enemigos acérrimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada